06 diciembre 2005

Te odio MSN Messenger

El título de este post no es del todo correcto, lo que sucede realmente es que me disgustan muchas cosas que hacen los usuarios de los actuales programas de mensajería instantánea. Como soy usuario de Msn Messenger pues la emprendo con él.

Esto del messenger es como una plaga, no hay forma de pararla. Si hay cosas que un usuario aprende a utilizar inmediatamente hasta convertirse en un experto son: el navegador de internet, la mula y el messenger. La mula no viene de facto en el sistema operativo pero el usuario aprende rápidamente a instalarla y descargar toda clase de música y películas.

Centrémonos en el tema que toca, el messenger, ese programa maldito instalado por defecto en cada equipo con Windows XP; si como el Internet Explorer y Windows Media Player pero con la diferencia que Microsoft todavía no ha sufrido un juicio en este aspecto por posición dominante. Al principio MSN era un programa más de mensajería, simple y funcional pero ha ido aumentando sus características al igual que el resto de sus competidores (Yahoo) para dotarlo de toda clase de pijadas con las que deslumbrar a tus contactos. Atrás quedaron los tiempos en los que no podías modificar el tipo de letra y únicamente podías actualizar tu estado. Eso ya es prehistoria informática, el futuro es mucho más bonito. Ahora el messenger está lleno de pijadas, por no emplear otro término más duro. Puedes cambiar el tamaño y color de letra que usas, puedes usar sonidos, cambiar tu nombre, mostrar imágenes e incluso poner emoticonos. Todo este cúmulo de opciones lleva a que los usuarios tengamos que sufrir una serie de cosas bastantes curiosas que repaso a continuación (espero no dejarme muchas en el tintero):

- Tu amigo se llama Pepe, pero no contento con su nombre opta por ponerse su nombre más una cadena muuuuucho más larga al estilo: "Soy Pepe, ayer me fui a comer con mi abuela y estuve haciendo ganchillo". Pero puede ser mucho peor porque luego nuestro amigo Pepe considera que somos suficientemente listos y que su nombre no importa, lo que importa es nuestro "nombre messenger". Cuanto más largo y estúpido mejor. Total que ahora Pepe pone lo siguiente: "Que borrachera pillé ayer y casi le como el morro a una tia pero era una estrecha". Qué biiiiiienn, ahora cada vez que mire en mi lista de contactos veré esa estupenda frase y pensaré: QUIEN COÑO ES ESA PERSONA.

- Escribir con abreviaturas es lo que mola. De los mensajes a móviles nos trasladamos a los clientes de mensajería instantánea porque a ver quien es el pringado que escribe tanto, deberían inventar algo que escribiese por nosotros. Así que acabamos viendo conversaciones que son auténticos jeroglíficos.

- Los emoticonos son tus amigos, como triunfa eso de poner caritas y tonterías varias a tus colegas. Ahora puedes llegar mucho más lejos añadiendo tus propios emoticonos y hacer tus conversaciones más bonitas. Y como está de moda hay que tener emoticonos para cualquier cosa, para decir que vas a comer, que has ido al baño o que la picha se te ha puesto tiesa al ver una tía, tu imaginación es lo que cuenta. Ah y cuanto más grande sea mejor lo verán tus contactos. Si te parece poco puede optar por poner emoticonos que sustituyan a letras o combinaciones de letras. Por tanto, ahora no verás un signo de exclamación, verás un gif animado de tamaña gigantesco o algunas combinaciones de letras que te dejarán ciego con su combinación de colores.

- Si lo tuyo no son los emoticonos y eres más clásico puedes recurrir al truco del tipo de letra. Escoge un tipo de letra que casi no se entienda, ponle un tamaño grande y para que destaque ponle un color que resalte, que se note que lo que dices es importante. El amarillo puede ser una gran elección. Conseguirás que tus contactos se dejen los ojos viendo tus mensajes, seguro que no los dejas indiferentes.

- Si el messenger pone atu disposición la posibilidad de poner estado de ausente u ocupado úsalo. Cuando estás ocupado o ausente suele suceder que tu contacto pregunte por tí al estilo "estás??". NO, tú no estás o no quieres estar pero la otra persona es cabezona y vuelve a insistir a pesar de tu estado, diciendo "eoooooooo estás?". Para colmo de males muchas veces la persona se enfada porque no le has contestado. Entoces digo yo, para qué coño sirve ponerte otro estado si la gente pasa de eso y hará lo que le venga en gana.

-La otra situación relacionada con el "estado" es la de ese típico contacto que siempre está ausente u ocupado. Emplea el viejo truco del estado para hablar con quien le da la gana. Pensándolo bien el truco no está mal, pero si estás siempre en ese estado ¿qué sentido tiene?

Los remedios para combatir esta plaga, al menos en parte, son los siguientes:
- Personalizar a tu gusto el msn messenger adjudicando nombres fijos a tus contactos de forma que no te mareen más con esos nombres largos.
- Si la opción de la personalización no es suficiente para tí (me imagino que no) deberás optar por usar algún cliente sin tanta pijada como es GAIM o si eres un valiente de verdad y realmente te importa la mensajería instantánea usa : Google Talk. Basado en un protocolo libre como Jabber proporciona al usuario lo necesario para hablar con sus contactos Y PUNTO. Nada de colorines, ni ponerte nombres chorra ni emoticonos que deslumbren al personal. Austeridad ante todo, pero funciona perfectamente.

El aumento de las características de los programas de mensajería instantánea nos hace sufrir todas estas consecuencias, hagamos posible entre todos un MSN Messenger un poco más decente.

1 comentario:

Emilio Peña dijo...

Estoy contigo, VIVA GAIM!!! o su homónimo en Apple "Adium" y Gtalk que nos ha devuelto a los inicios funcionales y sin quebraderos de cabeza a los que tan acostumbrados nos tiene el PUTO MSNMessenger